SomosCMF
Por: Dra. Vanessa Vermi. Odontólogo Ortodoncista.
Sus habilidades
Mal oclusión dental 95%
Ortodoncia quirúrgica maxilofacial 97%
Ortodoncia autoligada 98%
5/5
0
Visitas

¿Es más fácil corregir la malocusión dental en niños que en adultos?

SomosCMF

Disfrutar de una sonrisa debidamente alineada es sinónimo de seguridad y autoestima tanto en niños como adultos. Cuando hablamos de maloclusión, nos referimos a la alteración en la forma en que los dientes encajan entre sí; que puede ir desde un simple apiñamiento, el cual se refiere a la alineación incorrecta de los dientes como consecuencia de la falta de espacio en los maxilares, hasta la alteración a nivel de crecimiento óseo del maxilar o mandíbula.
Dependiendo del tipo de maloclusión, esta puede llegar a afectar, incluso, el crecimiento y desarrollo de los niños, y al ser adulto puede generar consecuencias en la función masticatoria y/o estética facial del paciente. En el caso de los niños, los padres son quienes pueden determinar esta anomalía al observar a diario el desarrollo de sus maxilares; o por ejemplo, si un paciente cuando niño tuvo hábitos como uso del chupón, chuparse los dedos o respiración bucal, con ello se favorece al problema. Sin embargo, existen otros factores como los genéticos donde alguno de los dos maxilares puede crecer más que el otro y esto también es una maloclusión.

  • vanevermi@gmail.com

¿Quiénes experimentan dolor?

  • En el caso de los niños, ellos no experimentan dolor, la presión que sienten es simplemente cuando se activa el aparato; mientras que en el caso de los adultos el movimiento dental es un poco más duradero, por lo que ellos manifiestan dolor en los dientes durante los primeros 3 a 4 días posterior a la consulta, que en caso de no ser tolerable, se puede reducir con analgésicos.

Regresa la sonrisa:

  • Una buena corrección de maloclusión tiene un impacto psicológico importante en los pacientes, ganan mayor autoestima, vuelven a sonreír con confianza y se sienten seguros, ya que se observa desde una sonrisa con dientes alineados, hasta cambios más severos donde se modifica la posición de los labios o perfil facial. En ocasiones, estos beneficios no son solo físicos y psicológicos, sino también funcionales, pacientes con dolores de cabeza recurrentes o desgaste de los dientes de manera abrupta debido a una maloclusión, después del tratamiento de ortodoncia pueden restablecer sus funciones normales.

Niños Vs Adultos:

  • Hablando en términos de maduración ósea, en adultos es más difícil la corrección porque la maloclusión ya está instaurada en ellos, el tratamiento puede llegar a ser quirúrgico o con extracciones de dientes para corregir la posición de los maxilares y/o posición dental, mientras que en niños tenemos la ventaja de redirigir el crecimiento de los maxilares para su correcta posición, así como también podemos dirigir la erupción de los dientes. Por ejemplo, un niño de tres años con una mordida invertida (los dientes de arriba están por detrás de los dientes de abajo) ya presenta una maloclusión y mientras más temprano sea tratada los resultados serán mejores.

    Normalmente, para la corrección en niños se utiliza aparatología de ortopedia (los aparatos removibles), mientras que en adultos si la maloclusión es a nivel óseo y la distancia que hay entre el maxilar superior y la mandíbula es muy amplia, el único tratamiento es con ortodoncia y cirugía ortognática; si por el contrario se puede compensar esa distancia, se hace a través de extracciones dentales y ortodoncia, en casos más sencillos es simplemente el uso de ortodoncia para corregir la alineación dental y obtener una correcta oclusión.

SomosCMF

Dra. Vanessa Vermi. Odontólogo Ortodoncista

"Es importante recordar que mientras más temprano se inicie el tratamiento, mejores resultados se obtendrán y todo será más sencillo.”

  • Es importante recordar que mientras más temprano se inicie el tratamiento, mejores resultados se obtendrán y todo será más sencillo. Hay que eliminar ese mito de que hay que esperar que “muden todos los dientes.” Cuando el niño ha mudado todos sus dientes ya su pico de crecimiento pasó y no se puede aprovechar eso para redirigir el crecimiento de los maxilares, por lo que su tratamiento será mucho más complejo. Asimismo, hay que resaltar que en el caso de los niños, se depende un 100% de ellos para el uso de los aparatos y se debe adquirir un verdadero compromiso con el tratamiento para poder ver cambios y mejores resultados en el menor tiempo posible; y así evitar la creencia de que la ortopedia no funciona, cuando en realidad el aparato no es utilizado, concluye la ortodoncista Vanessa Vermi.

¿Te gustó nuestro artículo? No olvides comentar y compartir. Hasta una próxima oportunidad!