¡Tu salud en buenas manos!

     El sangrado de encías es una situación oral muy común y que afecta a un amplio número de pacientes en todo el mundo. A pesar de que sea habitual no hay que olvidar que cuando sangran las encías queda en manifiesto que existe un problema oral, ya sea gingivitis o un cepillado dental incorrecto. El sangrado persistente de las encías puede deberse a la acumulación de placa en los dientes. También puede ser una señal de una afección médica grave.

La enfermedad periodontal es la patología más prevalente en el ser humano. En la última encuesta sobre Salud Oral en España se determina que entre el 85-94% de la población española mayor de 35 años presenta algún problema relacionado con las encías.  

La causa principal de la periodontitis es la placa bacteriana, es decir, el acúmulo de bacterias orales y restos de comida en la cavidad oral. El origen de la placa bacteriana se encuentra en llevar a cabo una incorrecta higiene oral. De manera que, la placa bacteriana acumulada sobre los dientes y las encías, a lo largo del tiempo se mineraliza por los componentes de la saliva hasta llegar a formar el sarro. El sarro ya no puede ser eliminado mediante el cepillo dental normal, sino que requiere de la realización de unas limpiezas profesionales con ultrasonidos para logar su eliminación.

  • ibarrajohanna85@gmail.com

Otras causas de sangrado

  • Trastornos hemorrágicos
  • Cepillarse con mucha fuerza
  • Cambios hormonales durante el embarazo
  • Prótesis u otros aparatos dentales mal ajustados
  • Mal uso del hilo dental
  • Infección, que puede estar tanto en los dientes como en las encías
  • Leucemia, un tipo de cáncer en la sangre
  • Escorbuto, una deficiencia de vitamina D
  • Uso de anticoagulantes
  • Deficiencia de vitamina K

Este acumulo de suciedad en la boca, sobre los dientes, la lengua y las encías, provoca una reacción inflamatoria por parte del tejido dental para luchar frente a las bacterias nocivas, dando lugar a una inflamación gingival, sangrado gingival e incluso, en los casos más graves, pérdida y reabsorción de hueso de soporte óseo. 

 

Cuando observamos sangrado de nuestras encías, es indicador de mala salud oral e indicio de padecer alguna enfermedad periodontal como la gingivitis, o bien, en casos más graves la periodontitis. En estos casos, es importante no asustarse y por ello, dejar de cepillarse, sino todo lo contrario, insistir mucho más en nuestro cepillado dental, tener más constancia en la higiene oral y acudir cuanto antes a tu odontólogo especialista de confianza.  

Dra. Johanna Ibarra. Periodoncista

"es importante no asustarse y por ello, dejar de cepillarse, sino todo lo contrario, insistir mucho más en nuestro cepillado dental,”

¿Te gustó nuestro artículo? No olvides comentar y compartir. Hasta una próxima oportunidad!